Seguridad vial: importancia de las barreras viales

Invertir en equipos de seguridad vial hace que las carreteras sean seguras y más duraderas.

Su instalación en áreas de alto riesgo cerca de escuelas y hospitales, así como en áreas residenciales, reduce los peligros asociados con el exceso de velocidad de los conductores que chocan con otros usuarios de la carretera y sus propiedades.

El equipo de seguridad vial puede referirse a una serie de instalaciones diferentes colocadas para mejorar la seguridad en caso de una emergencia en la carretera.

Ofrecen protección en casos donde un vehículo pierde el control y rompe los límites de velocidad propios de un sector y se conducen a alta velocidad.

Dependiendo del uso, un dispositivo de seguridad vial puede ser una instalación temporal o una barrera permanente.

Los contratistas que trabajan en una sección dañada de una carretera pueden erigir barreras viales temporales de tráfico extraíbles para dirigir el acceso vehicular.

Estos pueden incluir conos de plástico, postes de bolardos de plástico removibles, señales temporales de tránsito y picos de carretera.

Estos se eliminan rápidamente después de completar las reparaciones.

Los postes fijos para la protección rígida contra los vehículos con embestida de rieles también se instalan permanentemente en las secciones de la carretera que se sabe crean riesgos adicionales para otros usuarios de la carretera.

Los bolardos fijos pueden reforzar lugares públicos como tiendas, parques, pasarelas, torres de comunicación, postes de energía, etc.

Estos también pueden instalarse dentro de las fábricas y almacenes para protegerse de las maniobras de las carretillas elevadoras.

¿Por qué es necesario un equipo de seguridad vial?

Se requieren aparatos de seguridad vial para proteger a los conductores, pasajeros y otros usuarios de la carretera en caso de accidente.

En el caso de una fuerte caída, un camión puede experimentar un mal funcionamiento de frenado y comenzar a rodar por la carretera como un tren fuera de control.

Cuando el camino es una carretera de doble calzada, los conductores del otro lado del carril pueden no estar al tanto de tal emergencia.

En una curva cerrada, el camión puede no ser capaz de dirigir el vehículo según corresponda y podría conducir directamente a la otra línea, poniendo en peligro las vidas.

Un separador de caminos adecuadamente fabricado puede evitar que el camión se cruce y golpee el tráfico que se aproxima.

Barreras similares en forma de bolardos también pueden proteger a un vehículo de rodar por un acantilado en el caso de una superficie resbaladiza causada por la nieve y la lluvia.

Los bolardos de carretera fijos minimizan significativamente los riesgos de accidentes mayores como resultado de la colocación de barreras viales permanentes a lo largo de las secciones estratégicas y de alto riesgo de la carretera.

Hay casos en que los ladrones usan vehículos para atravesar las fachadas de las tiendas para obtener acceso. Estos ocurren en áreas apartadas donde los criminales se aprovechan para implementar dichos métodos.

Con la construcción de barreras fijas, esta situación no puede ocurrir. Como tal, las instalaciones comerciales, así como sus empleados y clientes, están protegidos de forma segura contra maleantes.

Si estás en busca de barreras viales, visítanos en Señales Vimar, contamos con un amplio catálogo que puede apoyarte con todo este tema de la seguridad vial.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *