Consiguió la casa de sus sueños

Hace unos tres años mi mejor amiga conoció a un hombre finlandés, quien visitó México por cuestiones de negocios. Salieron un par de días y ella nunca supo que había tenido una cita con un adinerado hombre de negocios finlandés, así que soy testigo de que no fue una interesada. Incluso sus citas fueron de lo más normales y comunes, una de ellas fue un paseo por Chapultepec y otra comiendo antojitos en el centro de la Ciudad de México. Él regresó a su país después de sus citas y a los seis meses volvió por ella, para proponerle matrimonio, ya que no había podido olvidarla y, extrañamente, mi amiga aceptó y hoy vive en una hermosa casa de ensueño y la cual por fin tuve el gusto de visitar durante mis vacaciones en Finlandia.

La casa está ubicada en lo alto de una colina cubierta de nieve, no tiene paredes, en su lugar son ventanas gigantes que permiten que todo se vea por dentro y por fuera, así que muchos curiosos podrían acercarse, aunque la zona es bastante solitaria. Cuenta con un sistema que hace que los vidrios sean polarizados y no se logre ver nada de afuera hacia adentro, pero sí de adentro hacia afuera. El color de la fachada es blanco, por lo que combina a la perfección con los días nevados de aquel país. Por dentro luce muy vanguardista y con toques rústicos, pues los pisos son laminados, como si fuera madera de verdad. En las paredes hay aparatos tecnológicos, pues el esposo de mi amiga es un fanático y experto en tecnología. Los muebles son extravagantes pero hermosos, cuenta con unos sillones minimalistas en color azul, verde y morado, que aunque no combinan, hacen una armonía deliciosa dentro de la casa.

Al ser un diseño minimalista, hay mucho espacio disponible en la casa, por lo que hacer fiestas no es un problema para ellos, pues el esposo finlandés de mi amiga consiguió aparatos tecnológicos que no ocupan nada de espacio. Por ejemplo, la televisión está pegada a la pared y tiene un soporte electrónico que la acerca o la aleja del lugar donde te encuentres. Lo que más me sorprendió es que tiene una tablet cerca de la puerta principal con la cual puede manejar toda la tecnología que tiene, como la de Ashton Kutcher en la serie de Two and a Half Men.

Su cuarto parece el de unos reyes, inmenso y con una cama inmensa, la cual es circular y con un soporte que queda a ras de suelo, además de un balcón gigante y un clóset que es un cuarto entero. ¡El sueño de toda mujer! Además el baño es completamente blanco, con una regadera de cristales transparentes y una regadera a propulsión. Incluso tienen un jacuzzi ahí dentro. Cuando lo vi no lo podía creer. Simplemente me quedé enamorada de la casa donde ahora vivía. NO me dieron celos, porque sabía que se lo merecía, ya que ella nació en una familia con carencias económicas y luchó hasta sacarlos adelante, además de que se enamoró del alma del hombre y no de su dinero. El destino fue extraordinario con ella.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *